Panamá es un hub cultural también

Off 1

Entrevista con María Eugenia Herrera. Directora del INAC (Instituto Nacional de Cultura).

Panamá tiene un material rico en cultura, rico en tradiciones y costumbres y que definitivamente estamos ahora en un proceso adaptivo de transformación cultural.

Desde el INAC lo que hacemos es ser un facilitador económico para que la sociedad se apodere de los procesos culturales.

 

 ¿Cómo ha sido la evolución del INAC en estos 40 años de existencia y cómo ha influido en la sociedad Panameña?

Bueno, yo pienso que en éstos cuarenta años que el Instituto Nacional de Cultura cumple desde su fundación, ha sido clave para el éxito cultural de Panamá y eso que sólo Panamá tiene un material rico en cultura, rico en tradiciones y costumbres y que definitivamente estamos ahora en un proceso adaptivo de transformación cultural y para evolucionar en las nuevas tendencias que nos exigen el mundo moderno de hoy y poder garantizar una industria cultural mucho más activa y participativa de la sociedad.

 

 ¿Cuál es el fondo de la cultura panameña? ¿De dónde viene su cultura?

Bueno, su cultura nace hace 500 años. De hecho estamos celebrando quinientos años del descubrimiento del océano Pacífico del mar del sur y Panamá su cultura evoluciona desde ese instante, desde que Europa conoce qué hay del otro lado del  continente, porque nosotros los originarios estábamos primero, sencillamente Europa conoce el nuevo mundo, la otra parte del mundo y es interesante, de hecho ahora tenemos una exposición de los mapas de cómo se generaron en aquel entonces y cómo se descubría cómo el mundo podía ser en ese entonces. Ahora, Panamá su cultura definitivamente es muy rica y demuestra que en éste pleno siglo veintiuno los panameños hemos evolucionado en ese proceso de globalización y bueno, es vivo, va continuo.

 

 ¿ El Panameño sabe apreciar su cultura?

Yo siento que nosotros los panameños tenemos, vuelvo y repito, una cultura muy rica. Sabemos apreciarla al estilo panameño; hemos luchado muchos años por mantenerla de diferentes formas, de la parte folclórica a la parte económica y sobre todo la nacional, un tema nacionalista muy fuerte y sí, sí la tenemos. Yo si pienso que la debemos apreciar más, pero es un proceso. Yo creo que Panamá por primera vez luego de que el canal ha sido devuelto comenzamos una nueva era y yo creo que sería egoísta de mi parte el decir que no la apreciamos. Yo si pienso que sí la apreciamos, a nuestra forma y yo creo que de eso se trata la cultura, el respeto a las cosas que sucedieron y que a partir de éste momento estamos entonces con otro proceso de evolución.

 

 ¿Qué carencias existen a nivel cultural y como lo están tratando de solucionar desde el INAC?

Bueno, los retos son grandes. Yo creo que Panamá, tenemos múltiples carencias: creo que los valores desde qué punto de vista que lo quieras ver, lo valoramos. Si las valoramos desde el punto de vista de conservación, pues lamentablemente el país ha pasado por un proceso de desarrollo en todo sentido y sobre todo un propio proceso de territorio que apenas ahora podemos decir que estamos evolucionando, o sea que hay una forma. Yo si pienso que todos los museos y sitios declarados patrimonio de la humanidad están en ese proceso de transformación para poderla compartir con la juventud, entonces nos toca a nosotros rescatarla y ponerla en valor como ellas se merecen.

 

 Aparte del INAC, ¿qué otras instituciones o entidades están promoviendo la cultura en Panamá?

A través del Instituto Nacional de Culturas que es ente rector y que ha sido clave para la conservación cultura del panameño, tenemos organismos o sectores de las comunidades que se han organizado y eso es lo que ha preservado en el tiempo las tradiciones y las costumbres. Ya sea través de ONG´s o de patronatos, o sencillamente un grupo de algún municipio pues que ha mantenido sus tradiciones y costumbres. Desde el Instituto Nacional de Cultura a través de éstos cuarenta años de una u otra forma se ha mantenido ese vínculo, nosotros trabajamos con todas las organizaciones no gubernamentales, públicas y privadas y les damos la fortaleza para que ellos puedan generar su propio producto y ser entonces ese generador cultural proactivo, vivo y que de eso se trata la cultura, que no se enquiste y que no quede a la deriva. Entonces yo sí pienso que la parte viva cultural del país se ha mantenido, sin embargo la parte tangible que son los patrimonios históricos pues, tiene que mejorar.

 

 ¿Cuál es la relación con la Autoridad de Turismo (ATP)? ¿Por qué no están unidos en un mismo ministerio?  

Bueno, yo creo que el país está en ese proceso de transformación, buscando nuevas formas ágiles y eficientes, porque Panamá somos un país globalizado, somos un país pujante, somos un país que los panameños hemos demostrado que somos capaces y en que esa búsqueda de poder ser, cada institución buscó sus formas de mantenerse firme y poder luchar por sus intereses, entonces yo creo que ahora que estamos en otro proceso de transformación gubernamental en todo el sentido de la palabra. El INAC trabaja de la mano con la ATP pero podríamos trabajar aún mejor, yo creo que eso va a evolucionar con el mismo tiempo porque los sitios declarados patrimonio de la humanidad tienen un componente turístico importante como también lo tenemos con los municipios como también lo tenemos con otros ministerios y como sabemos la cultura es un eje transversal entre los diferentes ministerios, por lo tanto turismo, pues tiene que desarrollarse un turismo-cultura adecuado para que Panamá se potencie y realmente sea rentable tanto para el ciudadano como para el turista como para nosotros mismos como panameños sintiéndonos orgullosos de lo que tenemos. Estamos trabajando para eso.

 

 A nivel cultural están pasando muchas cosas en Panamá. Este impulso a la cultura, ¿viene de parte de la sociedad o viene impulsado por el gobierno?

Yo creo viene impulsado por el gobierno y la sociedad, nosotros desde aquí del INAC hay proyectos que ya están, como por ejemplo el festival de Jazz pero hay otros proyectos como Macrofest, Prisma, etc. Desde el INAC lo que hacemos es ser un facilitador económico para que la sociedad se apodere de los procesos culturales y que sean ellos los que la custodien y por eso es que, es viva y los jóvenes, las personas, allí es donde te demuestran que el panameño si quiere su cultura simplemente había que darle la oportunidad para poder generarla, entonces estamos en ese proceso.

 La marca país “ Panama The Way” está pensado para promover el turismo, el turismo de negocios y las inversiones.

¿Cuál es la marca país del panamá cultural que se quiere trasmitir al exterior?

A mi me parece que somos The Way, definitivamente lo somos. Panamá tiene una oferta cultural rica, diferente. Uno puede estar en un ambiente de negocios, y rápidamente en la tarde puede ir al Chagres, puede ir la playa o ir a ver las ruinas de Panamá la vieja, por lo tanto en Panamá tenemos tantos matices tan ricas en sus formas. Tenemos una oferta clara cultural y me gustaría que así lo entendiéramos, que es un matiz, yo creo que es una gran pintura en la cual, es la diversidad cultural en la máxima expresión.

 

 Si viene un viajero extranjero a una convención, y sólo tiene una noche libre en Panamá, ¿qué le recomendaría?

Tiene varias opciones. Puede venir al Teatro Nacional a ver una buena obra de teatro o un ballet o una ópera, porque que también estamos trabajando óperas y estamos trabajando orquesta. Tenemos un hub cultural, si hay eventos en la noche, nada más tienen que buscar un poco y lo encuentran.

 

 ¿Qué grandes obras de infraestructura cultural podemos esperar en los próximos años en Panamá?

Tenemos la Ciudad de las Artes que es el proyecto más grande que tenemos. La idea del proyecto es porque si nosotros potenciamos a Panamá como un hub cultural a largo plazo, donde nosotros podamos generar las competencias necesarias para que nuestras personas panameñas puedan estar preparadas para enfrentar, para poder hacer y emprender la industria cultural, pero para eso deben estar preparados y para eso hemos apostado por los niños. La Ciudad de las Artes va a albergar a niños de 3 a 18 años, jóvenes. Nosotros aquí en el Instituto Nacional de Cultura damos el técnico de Folclor danza, teatro música y ellos pueden salir hasta un técnico superior, de allí pasarían a las Universidades. Hay acuerdos con Berkeley University para poder entonces generar esas becas y poderlos apoyar a través de las ONG, y poder generar ese proceso educativo al cual Panamá también apuesta. Invitamos a América Latina a que si quieren venir a estudiar y poder hacer ese intercambio cultural, ese intercambio de conocimientos y generar una plataforma cultural competente, activa y de esa manera poder generar la industria.

 

Por lo tanto, la Ciudad de las Artes es el proyecto más ambicioso educativo-artístico. De allí tenemos todo lo que es la restauración de los museos, hemos hecho la restauración del museo de arte religioso, el museo de la nacionalidad, el museo de historia, tenemos también el hallazgo de El Caño que es el hallazgo más importante en oro que el país ha logrado, es un tema antropológico  interesantísimo.

 

 ¿Cuál es el legado que quiere dejar en el INAC?

Bueno yo pienso que el legado es que, lo más importante es que aquellas personas que tocamos de una u otra forma que se apoderaron de esos procesos, sepan custodiarla y que  defiendan la institución, defiendan los arraigos culturales y los procesos que se les ha dejado sí, yo creo que hemos generado un proceso el cual le tocara a la siguiente generación o al siguiente relevo aclararlo adelante, pero solamente lo podrá sacar la sociedad civil.

Publicidad