Hagan sus apuestas

Off 1

Entrevista con Helios Navarro. Gerente General de CIRSA.

Panamá tiene, hoy en día, múltiples oportunidades para el negocio del juego aún sin explorar.

Que los turistas que lleguen a Panamá sean conscientes de que, además de las ventajas de las compras aquí, con precios y productos muy competitivos, cuentan también con la opción del entretenimiento.

 

Helios Navarro
Gerente General
CIRSA

 

Desde nuestra llega a Panamá, las perspectivas del país han cambiado radicalmente, hasta situarse en el mapa mundial gracias a un crecimiento imparable, propiciado, en parte, por la zona libre de Colón, el hub de Copa y el Canal, que se verá ahora potenciado con su ampliación.

Esta situación ha sido, y continúa siendo, muy provechosa para CIRSA, que ha conseguido crecer gracias a la evolución favorable de su negocio en Latinoamérica, donde juegan un papel fundamental países como Argentina y Colombia, pero, sin duda, Panamá, al ser una de las economías que más ha evolucionado en los últimos años.

De esta forma, nuestro beneficio operativo ha sido durante el primer trimestre de 2013 de un 5,1% más que en el mismo periodo del año anterior. De la misma manera, en 2012 nuestra facturación americana supuso ya el 33% del total, superando incluso el 29% de 2011.

Además, Panamá tiene, hoy en día, múltiples oportunidades para el negocio del juego aún sin explorar, y ese es el terreno por el que nos movemos, mejorando nuestras ofertas de entretenimiento para adaptarlas a los niveles de demanda, dentro del mercado local y, también, del extranjero, y aumentando nuestras instalaciones, que han pasado de contar con unos 300 metros cuadrados a 1.500 y hasta 2.000 metros cuadrados.

Entre esas oportunidades se encuentran las que plantea el nuevo aeropuerto de Tocumen, que ha supuesto para la región un incremento considerable de pasajeros, y el desarrollo espectacular que tiene por delante la zona del Caribe.

En ese sentido, no podemos obviar que el turismo es una pieza clave en la industria del juego y los casinos y, con un crecimiento imparable, que supone ya casi el 10% del producto interior bruto panameño, no hace sino abrir más puertas a nuestra economía. Una muestra de esta relación es la ley de casinos completos, que no permite la apertura de este tipo de instalaciones si no cuentan con un hotel.

El otro tipo de licencias, por las que desde CIRSA apostamos mayoritariamente, son las de salas tragamonedas, con las que hemos ido evolucionando y avanzando, y que se diferencian de los casinos únicamente en la ausencia de mesas de juego.

En cuanto al mercado hotelero, se nos plantean ahora dos alternativas, derivadas del impulso turístico y de la apuesta del país por el turismo de congresos. Por un lado, tenemos la vertiente de los negocios, que, desde el punto de vista logístico, tiene las facilidades en la ciudad, y, por el otro lado, contamos con la parte turística, que, para mí, tiene su gran atractivo en la parte de Colón, Nombre de Dios y Palenque, hacia la zona de San Blas, con sus costas y sus playas cristalinas.

Por esa línea, estamos explorando las posibilidades de comenzar nuevos proyectos en la playa, habida cuenta del dinamismo del país, que nos hace movernos según las necesidades de la gente.

Ahora, con nuestra marca, Fantastic, de reconocido prestigio en el país, intentamos que los turistas que lleguen a Panamá sean conscientes de que, además de las ventajas de las compras aquí, con precios y productos muy competitivos, cuentan también con la opción del entretenimiento.

No en vano, CIRSA representa el 60% del mercado del juego en Panamá, con grandes casinos inaugurados en los últimos años, como el Majestic Casino, donde se ha celebrado el Panamá Poker Challenge VII, el Fantastic Chorrera, o el gran complejo hotelero Megapolis Nortia Tower.

De esta forma, nuestra empresa ha adquirido también un compromiso muy importante con el país porque, no cabe duda, el juego es un gran propulsor de la generación de impuestos. Por ejemplo, en el último año hemos abonado cerca de 60 millones de dólares en impuestos directos, con los que el Gobierno podrá construir hospitales, trazar redes de carreteras o impulsa programas sociales.

Aunque representamos la mayor parte de la oferta del juego, CIRSA no es la única compañía en el país que, con sus importantes ventajas comparativas, puede llegar a convertirse en un importante sector de actividad dentro de la región también en lo referente al ocio.

A diferencia de otros países de la zona, Panamá cuenta con una importante seguridad jurídica, una logística, favorecida por el hub de Copa, que hace las comunicaciones más accesibles, y un nivel de comodidad que no se encuentra en la región, y que harán de él un foco del juego, con los beneficios que eso implica para el país.

Publicidad