Hub Logistíco

Off 1

Entrevista con Luis Pérez. Director de Logística Regional de Unilever Panamá.

La apuesta de Unilever por Panamá como centro de operaciones logísticas es una muestra del potencial del país en toda la región, que se ha visto impulsado por su impresionante crecimiento.

Nuestra operación local, con su Unilever Regional Service Center, se centra en dar un servicio logístico, desde Panamá, a 14 países de Centroamérica, el área andina y el cono sur.

 

Luis Pérez
Director de Logística Regional
Unilever Panamá

 

Panamá ofrece, como muy pocos países del mundo, una oportunidad única a todas las empresas multinacionales que quieren explorar y continuar invirtiendo en la región, gracias a que el Gobierno ha sido muy abierto y flexible, ayudando a las compañías a entender el potencial y los beneficios de asentarse en el país.

Para Unilever, una de las principales ventajas de Panamá es su crecimiento económico, que supone una oportunidad de mejora, crecimiento e inversión en el negocio, tanto dentro del país como a nivel regional. Eso, unido a su situación geográfica, centralizada y equidistante de muchos países de Latinoamérica en los que operamos, y a que es una zona logística y de infraestructuras ¬–con el Canal y su expansión¬– fundamental en la zona, nos ha llevado a establecer en el país nuestra sede regional.

Además, no podemos obviar las facilidades del Gobierno, que garantizan la seguridad económica y jurídica a todas las empresas que se asientan en el país y, sobre todo, la Ley SEM, que, además de beneficios impositivos, abre las puertas de una manera muy flexible a nuestro personal y nuestros expertos extranjeros, así como a sus familias.

No obstante, el 75% de nuestros trabajadores en el país son panameños, pero estamos utilizando nuestro talento extranjero, con experiencia, para formar a esa nómina local y desarrollar sus habilidades para impulsar a Panamá, cuya capacidad limitada de talento es entendible al tratarse también de un país pequeño.

Pero no somos los únicos que estamos apostando por atraer talento y profesionales con experiencia al país, ya que el tratado de promoción comercial firmado por el Gobierno y Estados Unidos ayudará al desarrollo del talento local, lo que favorecerá tanto a las áreas logísticas y de servicios como al trato con el cliente, además de a una mayor inversión monetaria de las multinacionales.

En ese sentido, los acuerdos entre Panamá y Estados Unidos y otros países de la región tienen un impacto positivo en nuestra actividad, además de en los costes de nuestros productos, en la facilidad para comercializarlos. Esto abre y seguirá abriendo puertas a nivel de negocio, gracias a una comunicación fluida entre Unilever y el Gobierno panameño.

Nuestra operación local, con su Unilever Regional Service Center, se centra en dar un servicio logístico, desde Panamá, a 14 países de Centroamérica, el área andina y el cono sur¬, y supone el 10% de las operaciones regionales.

Este centro de actividad trabaja acorde a nuestra metodología interna, que consiste en organizar de una manera muy sistemática aquellas funciones que son repetitivas, por eso, en este área de procesamiento de órdenes, de transporte y de control, nuestra cadena de trabajo busca la similitud con la de una fábrica, algo que hemos querido plasmar también en su apariencia exterior, ya que nuestras instalaciones se parecen más a una factoría que a un edificio de oficinas.

En total, contamos con 39 marcas dentro del país, pero estamos apostando por Panamá, cuyos habitantes se han convertido para nosotros en objetivos principales, por lo que traeremos innovaciones en muchos nuevos productos.

Esto se debe a que Unilever busca siempre ser líder en cada país donde está, con planes de eficiencia operacionales que nos permiten explotar nuestras ventajas comparativas y estar más presentes, con mayor cantidad de productos y con precios más competitivos. El objetivo es duplicar el negocio, pero sin olvidarnos de nuestra responsabilidad social, gracias a la cual perseguimos, de manera paralela al crecimiento, reducir a la mitad nuestro impacto ambiental.

En ese sentido, pretendemos alcanzar nuestro objetivo global de duplicar el negocio aunando nuevas adquisiciones, desarrollando nuevos productos, innovando hacia el mercado y cubriendo nuevos espacios.

No obstante, nuestra prioridad es reducir el impacto medioambiental, un ámbito en el que somos pioneros y que nos diferencia del resto de multinacionales. En Panamá no contamos con fábricas, por eso, hemos optado por colaborar en beneficio de la sociedad a través del reciclaje, mediante una alianza con la Fundación de Acción Social con la que, mensualmente, se promueven actividades en la Ciudad del Saber para incentivar a todos nuestros empleados y colaboradores a que lleven a cabo esta práctica.

Con todo, la apuesta de Unilever por Panamá como centro de operaciones logísticas es una muestra del potencial del país en toda la región, que se ha visto impulsado por su impresionante crecimiento, favorecido por el apoyo gubernamental, y una posición geográfica privilegiada.

Publicidad