Sectorial: Macroeconomía

Off 1

Hoy la economía de Panamá es esencialmente una economía de servicios, que representan el 80% del PIB.

Panamá es la segunda economía más competitiva de América Latina, gracias a la calidad de su infraestructura, su estabilidad macroeconómica y su nivel de adaptación tecnológica.

 

Una mirada rápida al desarrollo económico de Panamá en la última década cuenta la historia de un país comprometido con el crecimiento, la estabilidad y la competitividad. Panamá ha dejado atrás el pasado de revoluciones, dictadores e inestabilidad y hoy los panameños sienten orgullo y confianza en su economía, que no solo crea empleo sino oportunidades para mejorar su prosperidad y su nivel de vida.

El crecimiento económico y la estabilidad experimentados en la última década han traído consigo estabilidad política y social. El mundo ve a Panamá como un destino de negocios, inversión, turismo o jubilación, con mucha menos incertidumbre que hace 20 años.

 

Hacia dónde va la economía

Durante siglos tras la colonización española, la agricultura fue la primera actividad económica para la mayor parte de la población  del país. Tras la construcción del Canal a principios del siglo XX, la participación agrícola en el producto interior bruto decreció hasta el 9% en el 2000. La agricultura panameña fue bastante rudimentaria hasta bien entrados los años 70, cuando se produjo la mecanización del sector.  La producción local de alimentos ha estado siempre por debajo de su potencial debido al flujo constante de bienes de Europa y los Estados Unidos.

Hoy la economía de Panamá es principalmente una economía basada en los servicios, que con un 80% del PIB depende principalmente de los servicios financieros, comercio y turismo y aquellas actividades asociadas al Canal, tras su transferencia al país en 1999.

En Panamá se producen repuestos de aviones, cemento, bebidas, adhesivos y textiles, mientras que sus principales productos de exportación son el banano, las gambas, el azúcar, el café y la moda.

 

GDP

El PIB de Panamá en el primer cuatrimestre de 2013 alcanzó US$ 6.648,9 millones, un 7% más (US$435,5 millones) que en el mismo periodo del año anterior. Pese a que un gran número de analistas locales e internacionales coinciden en que el gran crecimiento económico de Panamá desde 2009 se debe al volumen de proyectos de infraestructura iniciados por el gobierno y podría desacelerarse antes de 2015-2017, se espera que la economía mantenga su crecimiento actual en el corto plazo, con tasas de crecimiento del orden del 8,1% y 7,1%.

 

Relación PIB/Deuda pública

En abril de este año la deuda pública panameña superó los US$ 15.500 millones. Pese a que esta cifra aumente, la relación PIB/Deuda disminuye, motivado por el alto desempeño de la economía, y un gasto público estimula la actividad económica en la economía local con proyectos de infraestructura y otros proyectos encaminados a incrementar el consumo privado.

Actualmente situada en el 38,6% del PIB, la relación PIB/deuda debiera llegar al 36% a finales de 2016, por debajo del techo del 40% establecido en la Ley de Responsabilidad Social y Fiscal, y muy por debajo del 70% registrado hace tan solo 10 años.

 

Balanza comercial

El primer socio comercial de Panamá son los Estados Unidos, que recibe el 30% de sus exportaciones de salmón, banana y oro, y desde donde el istmo recibe un 28% de sus importaciones.

Otros socios importantes para el país son China, la UE y Costa Rica. Los próximos acuerdos de libre comercio con Colombia y México prometen incrementar el comercio con estos vecinos emergentes.

La falta de recursos minerales como el petróleo en el país provoca un exagerado déficit comercial de forma constante.

La importación de minerales es mayor que la totalidad de las exportaciones del país. Tras registrar un déficit comercial media de -1.700.32 PAB millones entre 2009 y 2013, Panamá alcanzó un déficit de -2597.70 PAB millones en el segundo trimestre de 2013, cerca del déficit récord de -2.777 PAB millones alcanzado en septiembre de 2012.

La Zona Libre de Colón, establecida en 1948, es la zona franca más grande del hemisferio y un para Panamá, con operaciones del orden de $11 millones al año. Si bien últimamente Colón ha experimentado ciertas dificultades económicas, se espera que el tratado de libre comercio con Colombia inyecte nueva vida en la zona a través de la supresión de aranceles sobre productos exportados al país vecino.

 

Inflación

La inflación en el istmo tocó fondo en 2009 a un 1,1%, y desde 2010 no ha parado de crecer, nunca situándose por debajo del 4%. Tras un pico en 2012 en el que llegó al 4,6%, en 2013 se han observado tasas de inflación más moderadas, registrándose una tasa del 4,1% a finales del segundo trimestre. Antes de finalizar el año, se espera que la inflación baje al 4%, y las previsiones para 2014 prevé una tasa del 3,5%

 

La Canasta básica

A pesar de un ligero descenso en la tasa de inflación, el precio de la canasta básica, una referencia de precios que se sigue con mucha atención en el país que contabiliza el precio de los alimentos básicos, ha subido de manera exponencial y se ha convertido en un tema de máxima preocupación de los consumidores. En junio de 2013, la canasta subió un 6% hasta alcanzar los $330,07, $19,21 más que en el mismo mes de 2012, cuando costaba $310.86.

 

Competitividad

Panamá es elogiado por su economía abierta y por la facilidad de hacer negocios en el país, por lo que no es de extrañar que sea la segunda economía más competitiva de América Latina (según el Informe de Competividad Global 2012-13 del World Economic Forum), gracias a la calidad de su infraestructura, su estabilidad macroeconómica y su nivel de adaptación tecnológica. A escala global ocupa la posición número 40, notando la falta de independencia del poder judicial, la alta percepción de la corrupción y la burocracia como factores negativos. El informe del Fondo Económico Mundial también cita la falta de mano de obra cualificada como principal obstáculo para hacer negocios en Panamá.

En Octubre de 2013 Panamá acogerá el VII Foro de Competitividad de las Américas, que atraerá a 1.200 líderes regionales bajo el lema “Infraestructura y tecnología, Moldeando los países de hoy” para estudiar cómo éstas inciden en la innovación, la educación, los proyectos macroeconómicos, el medioambiente, la conectividad y en la calidad de vida en general.

 

Fondo soberano

Siguiendo el ejemplo de otras naciones como Noruega, Kuwait o Qatar, Panamá lanzó su propio fondo soberano en Septiembre de 2012. El llamado Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) tiene dos objetivos: por una parte crear una cuenta de ahorro para las generaciones futuras, y por otra, asegurar la estabilidad económica en caso de desastres naturales o crisis económica.

Con un capital inicial de US$1.200 millones provenientes del Fondo Fiduciario para el Desarrollo, los futuros desembolsos provendrán, a partir de 2015, de los ingresos del Canal ampliado.

Aparte de las claras ventajas para la estabilidad económica, la valoración de la deuda soberana del país en los mercados internacionales se verá reforzada, ya que los inversores podrán confiar en que el país puede asumir sus deudas al contar con un fondo para emergencias.

Publicidad