Sectorial: RSE

Off 1

El 67% de los panameños encuestados por el sondeo OpinaRSE decían estar dispuestos a pagar “un poco más” por los productos de una empresa considerada transparente o sin corrupción.

El 65% de las empresas del sector financiero y energético en Panamá dicen contar con estrategias y políticas de RSE establecidas.

 

La responsabilidad social empresarial (RSE), y las políticas creadas e implementadas por las empresas al respecto, actúan como un mecanismo de auto-regulación integrado en el modelo de negocio, de modo que la propia empresa vela por su cumplimiento de la normativa del país en el que se encuentra, así como de la ética y la normativa internacional. Algunas empresas van más allá en su concepto de la RSE, entendiéndola como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental de su entorno, con especial atención puesta en el impacto social y ecológico creado por las acciones de la empresa.

Si bien el término “responsabilidad social empresarial” (RSE) o corporativa empezó a extenderse por el mundo anglo-sajón ya en los años 60 y 70, sólo ha sido en las dos últimas décadas que una mayoría de las empresas de todo el mundo han comenzado a concebir y poner en marcha sus políticas al respeto. No obstante su extensión por el mundo desarrollado, en muchos países en vías de desarrollo todavía falta mucho camino por recorrer para llegar a la plena implantación de políticas de RSE.

En el caso de Panamá, se considera que la mayoría de sus ciudadanos no tienen del todo claro lo que es la RSE, ni tampoco de sus objetivos, lo que sin duda se debe a una falta de información sobre el tema. Según el sondeo OpinaRSE, sólo un 35% de la población panameña había escuchado o leído “algo” acerca de las acciones que las empresas panameñas llevan a cabo en el ámbito ambiental y social; el 32% había escuchado o leído muy “poco”, mientras que sólo el 17% afirmó que fue mucho y el 14% afirmó no haber recibido “nada” de información al respecto.

Pese a esta falta de información y entendimiento patente, el 67% de los panameños encuestados decían estar dispuestos a pagar “un poco más” por los productos de una empresa considerada transparente o sin corrupción.

En el país, la asociación SumaRSE busca corregir esa falta de información, facilitando la incorporación de la responsabilidad social entre sus miembros, a través de un espacio de capacitación y una plataforma de intercambio de buenas practicas.

En cuanto a la implantación de políticas de RSE en Panamá, según un estudio realizado por la consultora Deloitte, el 65% de las empresas del sector financiero y energético dicen contar con estrategias y políticas de RSE establecidas. Concretamente, entre las entidades del país con mejor desempeño en RSE figuran Cable & Wireless, El Machetazo, Super 99, Super Xtra, TVN, MoviStar, Ricardo Pérez, Lotería Nacional de Beneficiencia, Grupo Medcom y la Autoridad del Canal de Panamá[1]. Ésta última ha sido reconocida  en 2011 como una de las “empresas más éticas del mundo, por ir más allá e implementar prácticas verticales e iniciativas que han sido claves en el éxito de la empresa, los beneficios que brinda a la comunidad, y en elevar los estándares éticos dentro la industria”.

En abril de 2013, el Sindicato de Industriales de Panamá lanzó el Sello Verde, un distintivo que reconoce y premia a aquellas empresas que demuestren de forma continua la implementación de buenas prácticas en las áreas de eficiencia energética, gestión de residuos y gestión de recursos hídricos.

 


[1] Según el estudio “Corporate Responsability Monitor 2009″

 

Publicidad